Hoy en la historiaUN DIA COMO HOY 22 DE OCTUBRE DE 1831 REGRESA A PERU JOSE DE LA RIVA AGUERO PRIMER PRESIDENTE PERUANO

GRUPO FIESTAoctubre 22, 2020124
http://elgrupofiesta.pe/wp-content/uploads/2020/10/5-3.png

1831.- Regresa al Perú José de la Riva Agüero, primer presidente peruano. Vuelve después de ocho años de ser destituído, encarcelado y desterrado. Es absuelto de todos los cargos en su contra.

José Mariano de la Riva-Agüero y Sánchez-Boquete (Lima, 3 de mayo de 1783 – 21 de mayo de 1858) fue un militar y político peruano. Figura prócer de la independencia hispanoamericana, fue Presidente del Perú en 1823. Fue el primer Jefe de Estado peruano en llevar el título de Presidente de la República y en lucir la banda presidencial bicolor como distintivo del poder que ejercía, aunque este poder fuera de facto, es decir, nacido de un golpe de estado y no por voluntad popular expresada en elecciones.

Criollo perteneciente a una familia aristocrática limeña, fue un decidido partidario de la causa independentista desde muy temprano. Estuvo en España en tiempos de la invasión napoleónica, afiliándose a las logias masónicas que por entonces laboraban a favor de la independencia de América. En 1810 regresó al Perú, y desde entonces y hasta la llegada del Libertador José de San Martín fue la principal figura de las conspiraciones anticoloniales en Lima, dirigiendo la Logia de los Copetudos. Colaboró con San Martín antes y después de su arribo al Perú. Establecido el Protectorado, fue nombrado Presidente (Prefecto) del departamento de Lima. Tras el primer golpe de estado de la historia republicana peruana, fue nombrado Presidente de la República, siendo el primer peruano en ocupar tan alta magistratura (28 de febrero de 1823). San Martín lo nombró prefecto, quiso terminar la independencia del Perú sin el concurso de tropas foráneas y por el esfuerzo de los mismos peruanos, organizando la Segunda Campaña de Intermedios, pero fracasó. Las desavenencias con el Congreso y la llegada de Bolívar determinaron el fin de su gobierno y su deportación a Guayaquil, primero, y a Europa después, donde residió hasta 1828, volviendo entonces a América. Pasó primero a Chile y luego retornó al Perú en 1833, siendo elegido diputado por Lima a la Convención2​ que lo reincorporó al ejército con el título de Gran Mariscal. Partidario del presidente Luis José de Orbegoso fue ministro plenipotenciario en Chile y durante la Confederación Perú-Boliviana fue Presidente del Estado Nor Peruano. Tras el fin de aquella entidad política pasó otra vez al Ecuador. Cuando retornó en 1843 se retiró a la vida privada.

Índice
1 Nacimiento y primeros años
2 Conspirador en Lima
3 Contactos con San Martín
4 Prefecto de Lima bajo el Protectorado
5 Presidente del Perú
5.1 Labor gubernamental
5.2 Pugna con el Congreso. Destitución
5.3 Fin de su gobierno y destierro
6 Estadía en Europa
7 Retorno al Perú
8 Últimos años
9 Familia
9.1 Ancestros
9.2 Matrimonio y descendencia
10 Obras y escritos diversos
11 Véase también
12 Referencias
12.1 Bibliografía
Nacimiento y primeros años
Su padre fue el español José de la Riva Agüero y Basso della Rovere, miembro de la distinguida familia italiana Della Rovere, Caballero de Carlos III y superintendente de la Real Casa de Moneda de Lima; quien se instaló en el Perú en 1777. Su madre fue María Josefa Sánchez-Boquete y Román de Aulestia, limeña, perteneciente a la nobleza colonial del Perú.

Heredó de su familia materna el título de Marqués de Montealegre de Aulestia.

Fue bautizado en la Parroquia de San Marcelo de Lima en 1784.

Viajó a España para completar su educación juvenil e iniciar su carrera naval, pero los acontecimientos derivados de la ascensión napoleónica llamaron su atención y se trasladó por un tiempo a Francia, en viaje de recreo. Nuevamente de vuelta en Madrid, fue condecorado con la Orden de Carlos III (1807); y, movido por el ardor nacionalista que provocó la invasión napoleónica (1808), se alistó en el ejército español y participó en algunas acciones iniciales contra los franceses, en Guipúzcoa, Burgos y Córdoba.

Conspirador en Lima

Portada de la Manifestación histórica y política de la revolución de América.
Por los años de su estancia en España, se afilió a una logia americana que trabajaba por la independencia de América. Nombrado contador y juez conservador del ramo de suertes y loterías del Tribunal Mayor de Cuentas de Lima (1810), volvió al Perú, vía Buenos Aires, ya decidido a apoyar el movimiento independentista. En el transcurso de su viaje supo esquivar el acoso de las autoridades: en Montevideo fue apresado aunque por corto tiempo; en Buenos Aires debió huir furtivamente, pues se enteró que le iban a obligar a regresar a España; algo similar le ocurrió en Mendoza.

Ya en Lima se relacionó con diversos grupos de patriotas y mantuvo activa correspondencia con los de Chile y de Buenos Aires, donde ya se habían instalado Juntas de Gobierno. Dirigía la Logia de Lima que funcionaba en su casa, situada en la calle de Santa Teresa (hoy quinta cuadra del jirón Puno) o en la del conde de la Vega del Ren, en la calle Botica de San Pedro (hoy cuarta cuadra del jirón Miró Quesada). Estuvo implicado en casi todas las conspiraciones limeñas, por lo que fue constantemente vigilado por las autoridades y, eventualmente, perseguido, salvándole la intervención de poderosos parientes y amigos.

En 1816 escribió una Manifestación histórica y política de la revolución de América, publicada anónimamente en Buenos Aires en 1818 en la cual exponía veintiocho causas que justificaban la insurgencia contra el régimen virreinal.

Contactos con San Martín
Riva Agüero estuvo por entonces en contactos intensos con José de San Martín, quien luego de afianzar la independencia de Chile ya planeaba pasar al Perú. Envió datos valiosos sobre la situación de las fuerzas realistas y contribuyó a definir el plan de operaciones del Ejército de los Andes de atacar por la costa central del Perú, y no limitarse a desembarcar en Arica (sur peruano) para penetrar en el Alto Perú, como era el plan original. Por todo lo dicho, la figura de Riva Agüero fue fundamental para el logro de la emancipación de la América española.

Por entonces, un mensajero de San Martín fue capturado con correspondencia que iba dirigida a Riva Agüero y otros patriotas limeños, en abril de 1819. El virrey Joaquín de la Pezuela ordenó entonces el confinamiento de Riva Agüero en Tarma (sierra central del Perú), mientras que se disponía un barco que lo condujera a España, pero la apelación legal y el desbarajuste ocasionado por la llegada de la Expedición Libertadora de

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Related Posts

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ viewcount }}
http://elgrupofiesta.pe/wp-content/uploads/2019/04/logo-el-grupo-fiesta.png

OFICINA PRINCIPAL
Jr. Junín 162 – A – 3er Piso, La Merced – Chanchamayo.
TELEF. OFICINA: 064-784570
Email: elgrupofiesta@hotmail.com

WWW.ELGRUPOFIESTA.PE

Innovate Stream, 2018 © Derechos Reservados